JDI IN THE NEWS - 2009

Claudia Núñez, Aumentan violaciones en cárceles, La Opinión, June 30, 2009

Dos prisiones del sur de California, Twin Towers, en Los Ángeles, y Robert Presley, de Riverside, se encuentran entre los centros de detención con los peores índices a nivel nacional en lo que se refiere a abusos sexuales, según un estudio de la Oficina de Estadísticas del Departamento de Justicia.

Estas dos instituciones duplican el promedio nacional (3.2%) de violaciones con índices de hasta 6.4% en abusos sexuales contra reclusos cometidos tanto por personal que labora en las cárceles como por otros prisioneros, revela el informe.

La prisión Presley ocupó también el primer lugar nacional con el índice más alto de presos lastimados tras los asaltos sexuales. Casi cinco de cada 10 de los encuestados que dijo haber sido asaltado sexualmente en esa prisión resultó con heridas, indica el estudio.

En total, de acuerdo con el reporte, 24,700 reclusos dijeron que fueron atacados sexualmente en las cárceles de los condados de la nación una o más ocasiones, únicamente entre abril y diciembre de 2007.

"Las estadísticas que proporcionó el gobierno federal sólo confirman que las violaciones sexuales son una epidemia en las cárceles de los condados y, aunque son bastante alarmantes, desafortunadamente estos números sólo representan una fracción de las cifras verdaderas de prisioneros que están siendo victimizados", apuntó Lovisa Stannow, directora ejecutiva de la organización Alto a las Violaciones de Prisioneros (SPR).

Stannow señaló que la población de las prisiones locales es muy variable, ya que primordialmente resguardan a personas que están esperando ser enjuiciadas o cumpliendo condenas de periodos cortos, por lo que los realizadores de la encuesta sólo pudieron cubrir una pequeña parte del total de la población apresada en un año.

La investigación realizada de manera aleatoria en 282 cárceles locales también reveló que, de los prisioneros que reportaron haber sido víctimas de asalto sexual, 12,100 dijeron que el incidente fue cometido por otro prisionero y 15,200 por personal a cargo del resguardo de la prisión y más de la mitad de ellos afirmó que el incidente tuvo lugar en su propia celda.

"Reconocemos estos índices, pero también hay que tomar en cuenta que existe un margen de error del más del 2%. No estamos justificando nada; al contrario, estamos buscando soluciones. Actualmente requerimos que todos los sargentos de la cárcel realicen encuestas al azar entre los reclusos en inglés y español, para determinar si existen o no situaciones peligrosas. Toda acusación es tomada muy en serio", declaró el sargento Dennis Gutiérrez, portavoz del Departamento del Sheriff del Condado de Riverside.

Los resultados de esta encuesta, la primera en su tipo, pues anteriormente sólo se había efectuado un estudio similar en cárceles estatales y federales, también demostraron que del total de los prisioneros que sufrieron abusos sexuales, el 2.7% fueron hombres y mujeres que se identificaron como heterosexuales y 18.5% homosexuales.

"Con una población cada vez mas creciente en las cárceles locales, los condados no están disponiendo del personal necesario para proteger a estos prisioneros. Son realmente asquerosas las violaciones a los derechos humanos que se viven en las prisiones", declaró Shawna Sanchagarin, portavoz de la organización Coalición de California para las Mujeres Prisioneras.

Hasta el cierre de esta edición, La Opinión intentó entrevistar al titular de la prisión Twin Towers del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles, sin embargo, éste no respondió a las llamadas. En su lugar, el sargento Ed Ramírez indicó que no tenían conocimiento de estudio y dijo dudar de los índices revelados, ya que, apuntó, "esta prisión cuenta con una alta población de personas con trastornos mentales y no sabemos qué tan certera pueda ser esa encuesta".

La Oficina de Estadísticas del Departamento de Justicia indica, por su parte, que los menores de 18 años y las personas afectadas mentalmente fueron descartadas.


Bookmark and Share